A la cama con el Benjas

Disculpas por la semana pasada

Para todos lo que no saben en mi cumpleaños (4 de septiembre) mis familiares me hicieron el mejor regalo que he recibido hasta el día. Cambiaron mi cuarto de 2 camas individuales a 1 cama KING, si el creador de estas letras duerme en su propia cama KING. Lo que quería era que mi nueva cama KING tenga muchas almohadas… como los hoteles.


Soy el más feliz, por fin puedo moverme en la cama sin caerme, el desayuno que tomo todas las mañanas LO PUEDEN PONER EN UNA ESQUINA DE MI CAMA Y NO SE CAE. Tengo tanto espacio que hay veces que cuando voy al baño en la noche tengo que dar DOS saltos en mi cama para poder bajarme. Antes me vestía en mi cama, hoy saco la ropa una noche antes y la dejo en mi cama. NO se arruga porque yo duermo en el hemisferio Este de mi cama y la ropa queda en el hemisferio Oeste.

Me compraron almohadas, colchones, colchoncito y colchoneta. Queridos lectores al día de hoy yo llego a mi cama de ensueño. Tengo 4 almohadas, 2 colchones medianos, 2 colchones chicos y un colchón grande. Todo esto genera una cantidad enorme de combinaciones para dormir. Lo que me lleva a mi mas nuevo problema.

Alguna vez han oído el dicho “Si no esta roto ROMAPALO” es un consejo de administración Japonés que nos habla de mejoras continuas aun en procesos “eficientes”

Pues les platico mi caso, en mi cama individual yo dormía con una almohada normal, hasta que compre la almohada ortopédica “Tempuric” es una chulada. Con el tiempo descubrí que mi hombro era más alto que la almohada por lo que le puse una almohada ajo de la Tempuric. No me funciono por mucho tiempo y luego descubrí que tenia acceso a una almohada ortopédico a de hule espuma, la cual adopte como propia pero de nuevo el encanto no duro mucho.

Unos años después compre otra almohada una que “respiraba” y mantenía fresco toda la noche. Entonces decidí empezar un nuevo proceso de personalización de mis almohadas. Al día de hoy he pasado de dos a tres almohadas de izquierdas a derechas de arriba a abajo en el acomodo y desacomodo de los dichosos cojines y las hermosas almohadas que yo tanto quería.

Hoy tengo un dolor de cuello que nunca sentí en mi hermosa cama individual. Pero manteniéndome fiel a mi idea de la cama KING este dolor de cuello es bien merecido y con todo gusto lo pago con tal de saber que todos los días a las 11 de la noche que llego cansado de trabajar ahí estará esta enorme cama KING esperándome.

Saludos

2 responses to “A la cama con el Benjas

  1. yo en Tampico tengo dos camas individuales unidas para simular una mas grande, por fuerza tengo que dormir de un lado u otro, pero he descbierto que el lado derecho es un colchon en mejor estado, por eso ahora no elijo de que lado dormir. a veces reto al destino y duermo en el otro colchon y el resultado siemre es el mismo: dolor profundo de espalda y cuello. a veces duermo de manera transvesal para poder hacer mi errinche, es que a mi me gusta dormir del lado izaquierdo, tarde o temprano intercambiare los colchones de lugar, pero me da miedo lo que encontrare bajo la cama cuando los mueva.

  2. Lo que mas me gusta de mi casa es sin duda mi cama. Cuando me mude a vivir solo decidí cambiar de la individual a Queen y no hay vuelta atrás. Ahora cuando voy de visita a Mty a casa de mis papas extraño mi nueva cama.

    En cuanto a lo de los cojines… tengo uno de esos gigantes que vendían en Costco (como de 1 metro de largo). Hace buena compañía.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s