la gran revolucion pinguina

al parecer todos lo hacen, los pájaros, las abejas y en especial un par de pinguinos (sin las pinches diéresis, ya saben que opino de todos esos símbolos y si no vayan al post) en el zoológico de central park en nueva york. la vida sexual de los americanos se define en nueva york.

por una parte carrie bradshaw y sus amigas de “sex and the city” nos comentaron lo que es la vida de unas solteras (luego casadas, luego divorciadas y hasta lesbianas) en la gran manzana. por otro lado silo y roy (no sigfried y roy, los de las vegas, pero si eres homofóbico aquí hay un nombre de niño que debes evitar) un par de pinguinos que desde 1998 salieron del closet. como muchas parejas ellos se conocieron en una jaula en este zoológico, apenas unos niños entonces e inseguros de su sexualidad como muchos adolescentes (aquí cabe la famosa frase de “tengo un cuate que….” ese cuate no existe siempre soy yo). su inmediata atracción no se pudo negar.

quien soy yo para saber cuando los pinguinos (insisto, el que se confunda sin las diéresis mejor que ya no lea) se enamoran? nadie, pero roy gramazy (senior zookeper), es un experto en esta materia ademas trabajo con ellos y los conoce bien. el supo que ellos eran “pareja” porque en época de celo hacían todo lo que los pinguinos “straight” hacen: hicieron un nido, lo defendieron de los demás, y se comportan como los demás parándose derechitos, estirando las alas y moviendo el cuello. es el equivalente pinguino de ir a ayuntamiento de san francisco y comprar su licencia de matrimonio (hace tiempo ya no pero entienden la idea no?). este comportamiento indicaba que la pareja realmente quería un hijo, así que les dieron un huevo falso para ver si de verdad lo empollaban. cuando lo hicieron, les dieron un huevo de verdad y lo continuaron empollando. cuando nació, ambos padres lo cuidaban, lo mantenían caliente y alimentaban regurgitando delicioso pescaditos machacados (conozco un restaurante donde preparan un regurgito de pez delicioso, guaaaacala).

con esto se disipan algunos mitos del matrimonio de pinguinos. no se ha destruido la santidad del matrimonio pinguino por culpa de estos dos, ni ha aumentado la tasa de divorcio desde que estos se juntaron. aunque los pinguinos no se “juntan” mucho hasta que es época de apareamiento, así que el resto del año cada quien esta en su onda (como un matrimonio “normal”). además el sexo pinguino, gay y heterosexual) no es apasionado, con trabajo es sexo. los pinguinos no tienen genitales, así que el sexo gay es exactamente igual (estos pájaros juntan sus cloacas, si como coladeras, y hacen así el intercambio de fluidos). la única diferencia es que ellos se desconectan antes de “acabar”.

ahora, debemos retomar la historia muchos años mas tarde. después de seis años juntos, roy y silo se separaron. silo al parecer perdió el interés en roy, dejo de hacer su nido y se junto con scrappy (una hembra) y ahora esta haciendo su nido con ella. tipo anne heche decidió que siempre no y mejor se junto con alguien del sexo opuesto. al parecer esto se dio porque el zoológico no deja que los gays inscriban a sus parejas en el seguro de gastos médicos como familiares (jajajajaja).

lo importante aquí es que esta pareja no provoco una revolución social de los pinguinos. ni todos se volvieron gay, ni se divorciaron, ni hubo porsteas en las calles. simplemente paso, hicieron lo suyo, se separaron y continuaron con su vida, cada quien en su rollo. como dijeran los vétales en su momento “live and let dieeeeee…”

saludos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s